Intervención mural de unos 40m2 realizada a mano alzada con aerosol en el muro que cierra la playa de Fedorento en A Guarda (Pontevedra).

Se trata de un arenal muy tranquilo y familiar, por ello se optó por utilizar una estética amable, huyendo las formas más agresivas del graffiti más puro, y una gama cromática muy llamativa y optimista.

El primer tramo está inspirado en la obra simbolista «Los caballos de Neptuno» de Walter Crane. Donde Netpuno aparece muy enfadado agitando su tridente para iniciar una «maruxía». En la obra, se representa al personaje mitológico de Neptuno como una figura femenina, empoderando la bravura, carácter y fuerza de las mujeres.

El resto de la obra, también gira alrededor del mar. Se ven varias figuras de la fauna marina. Desde un feroz tiburón, hasta unos simpáticos peces que muestran la otra cara de la moneda, la parte más amable y de disfrute del mar.

La pieza anterior que ocupaba el muro, ya muy acusada por el paso del tiempo y la naturaleza efímera del arte urbano, fuera realizada por un grupo de jóvenes de la zona bajo la tutela de Hadrián Lomba, artista vigués con raíces también guardesas.